miércoles 29

"Hay que 'tocar' la ciencia: hacer reacciones químicas, cultivar plantas, observar péndulos y manipular matemáticas"

Posteado por eduCaixa el 29/10/2014 en | 0 comentarios

Fernando Blasco es profesor en la Universidad Politécnica de Madrid, mago aficionado y divulgador científico interesado por la matemática recreativa. Es colaborador habitual de la Obra Social "la Caixa" en temas relacionados con la educación y la ciencia.

¿Las matemáticas están al alcance de todos?

Sí. Al menos las que figuran en los programas de la enseñanza secundaria. Obviamente hay resultados profundos que requieren aptitud y entrenamiento. Igual que no todos podemos correr 100 metros en 10 segundos, tampoco podemos especializarnos en determinadas matemáticas.

En principio, matemáticas y magia parecen conceptos contradictorios, pero nada más lejos de la realidad ¿no?

La primera descripción de un juego de magia con cartas que aparece en la literatura lo encontramos en el manuscrito 'De Viribus Quantitatis', escrito por el matemático Luca Pacioli. Hoy en día se siguen practicando juegos de cartas en los que el azar, la combinatoria o la divisibilidad tienen un papel importante.

¿En qué momento se te ocurrió utilizar trucos de magia para explicar algoritmos, múltiplos o álgebra?

Hace algo más de 10 años. La idea no era original mía: Martin Gardner ya había escrito, en 1956, un libro titulado 'Matemáticas, magia y misterio'. Muchas de las cosas que yo hago aparecen en ese libro o en otros del mismo autor. En mi caso me influyó leer el artículo "Cartomagia matemática y cartoteoremas mágicos" de Venancio Álvarez, Pablo Fernández y Mª Auxiliadora Márquez, y ver a Pedro Alegría en la desaparecida Feria Madrid por la Ciencia. Me animé a hacer lo mismo que ellos. Y no me arrepiento.

Los números nunca engañan… ¿por qué la magia sí lo hace?

Probablemente para entretenernos. Nos engaña pero de forma artística. Más que engañar lo que hace es sorprender. Algunos magos hacen aparecer a una persona de la nada… pero lo que buscan no es el engaño sino la sorpresa: que sólo la veamos a partir de un momento dado. Lo mismo pasa con una aparición o desaparición de cartas. Se juega con ilusiones, que tienen un papel muy importante. Quizás el que engaña es el cerebro, no el mago.

¿En qué proyectos educativos has colaborado con la Obra Social "la Caixa"?

En bastantes: empecé a hacer algunas representaciones de magia matemática en Madrid, a lo que siguió visitar muchos centros de la Obra Social (Lleida, Tarragona, Girona, Barcelona, Palma) con diferentes puestas en escena. He escrito dos guiones para los monitores de CosmoCaixa y he colaborado en cursos de formación de profesorado.

La primavera pasada hice un espectáculo, en el que también se mezclaban matemáticas y magia, pero esta vez con un mago profesional, Jorge Luengo, e Isabel Queralt, profesora de matemáticas en Secundaria y Bachillerato. También hemos organizado fines de semanas matemáticos y he asesorado en algunas otras iniciativas. Lo cierto es que tenemos muy buena relación y agradezco que me escuchen cuando se me ocurre alguna actividad.

¿Crees que está bien planteada la enseñanza de las matemáticas y la ciencia en general? ¿Qué debería cambiar?

Una pregunta difícil. Yo creo que no está bien planteada, porque es necesario "tocar" la ciencia. Hacer reacciones químicas, crecer cristales, cultivar plantas, observar péndulos o manipular matemáticas. Pero para eso se necesita tiempo, pocos alumnos por aula y profesores formados y motivados.

Por otra parte, en matemáticas la gran olvidada es la geometría, que tiene un enorme potencial formativo y sirve para desarrollar la capacidad de pensar. También es fundamental la resolución de problemas y en muchos casos sólo se hacen ejercicios.

Otro problema es la prueba de acceso a la universidad: los estudiantes (y a menudo los profesores) se concentran en superar con la mayor nota posible ese examen y no en asimilar correctamente los contenidos que deben manejar. Comprendo que esto sea así por la presión que ejerce la sociedad, los rankings de centros, las autoridades educativas… pero eso no es enseñar.

¿Qué relación hay entre educación y divulgación? ¿Crees que estos dos conceptos viven de espaldas hoy en día?

No es lo mismo, pero tienen zonas comunes. De hecho, admito que me cuesta marcar la frontera (y además no me apetece buscar dónde está). En cualquier caso, cuando voy a un centro educativo de Primaria o Secundaria voy a "aumentar su interés por las matemáticas". En ese sentido estoy haciendo divulgación. Pero al mismo tiempo les hablo de determinados conceptos matemáticos que también aparecen en sus programas, es decir, estoy educando. Si doy una conferencia en un museo o centro cultural, normalmente se trata de una conferencia divulgativa, pero eso entra dentro de lo que se llama educación no formal o no reglada.

Hay otros divulgadores que, por el medio que usan (redes sociales, prensa…) buscan como objetivo difundir resultados y no educar a la población. También creo que es válido.

Educación y divulgación deben complementarse. Y no creo que ahora se den la espalda. Conozco a muchos profesionales de la educación que son grandes divulgadores.

Recientemente has participado en el certamen "Ciencia en acción" que tuvo lugar en  CosmoCaixa. ¿Cómo valoras iniciativas como esta?

Ya había participado en otras ocasiones. La primera vez fue una gran experiencia para mí: conocer el trabajo de otros profesores siempre es bueno, como también lo es ver la emoción que supone para los estudiantes participar en iniciativas así. Pero lo que fue una novedad en su inicio lleva ya muchas ediciones y creo que debe cambiar algo el formato: nos encontramos casi siempre los mismos y hay pocas incorporaciones nuevas. Pero, en cualquier caso, es algo que fomenta la inquietud científica de los participantes.

¿Todo se puede explicar con las matemáticas?

No todo, pero sí que es el lenguaje en el que se escribe la ciencia. Si la ciencia puede explicar algo, seguro que las matemáticas van a aparecer ahí. Por ejemplo, la física se ha podido desarrollar gracias al aparato matemático que hay debajo.

¿Qué le dirías a un alumno que está totalmente perdido con los números?

Que si no le gustan los números piense en problemas geométricos, que lea textos de matemática recreativa, que visite museos con exposiciones de matemáticas. En definitiva, que los números van mucho más allá de su profesor y su libro de texto. Y las matemáticas llegan más lejos aún.

Compartir


Categoría:

Archivo: 2014 » Octubre 2014

Post Relacionado:

Dejar un comentario

Quiero identificarme con:

twitter facebook Google+
Texto a identificar
Los comentarios son moderados y deben aprobarse para su publicación. Consultar las Condiciones de uso

comentarios

educaixa.com

recursos y materiales online - educaixa

reserva tus actividades - educaixa

regístrate en educaixa

 

 

Subscríbete al blog