viernes 18

Enseñar a cuestionarlo todo

Posteado por Equipo EduCaixa el 18/05/2018 en | 0 comentarios

La era en la que vivimos está plagada de retos y desafíos a los que debemos enfrentarnos: la información circula a una velocidad vertiginosa, los cambios se suceden aceleradamente y las cosas se han convertido en temporales y cambiantes, o lo que es lo mismo, nos hallamos ante una modernidad líquida, como la denominaría Z. Bauman.

Como consecuencia de estas dinámicas sociales, nuestras aulas también experimentan cambios acelerados y se colman de abundante información. En este contexto se vuelve imperativo desarrollar una mirada crítica frente al mar de contenidos y retos que se nos presenta de manera diaria. Esta tarea es especialmente importante que la efectúen los más jóvenes, puesto que serán quienes se ocuparán del futuro de nuestra sociedad.

Ahora bien, ¿cómo conseguimos que el alumnado adquiera las herramientas para aprender a cuestionarlo todo de una manera crítica y constructiva?

David Perkins, profesor y fundador del Harvard Project Zero, y Robert Swartz, director de The National Center for Teaching Thinking (EE. UU.), proponen estructurar el contenido curricular y las competencias basándose en rutinas y estrategias de pensamiento crítico. Estas contribuirán al desarrollo de las habilidades y los conocimientos necesarios para empoderar al alumnado y convertirlo en un ciudadano capaz de tomar decisiones socialmente responsables en esta era digital.

Según Perkins y Swartz, a través de las rutinas de pensamiento, el alumnado puede mejorar sus procesos cognitivos y reflexivos de un modo activo y significativo. Las rutinas de pensamiento son un modelo de razonamiento que ayuda a aprender a pensar a través de secuencias y preguntas que sirven para explorar ideas relacionadas con algún tema. Estas rutinas de pensamiento pueden practicarse desde que los niños son pequeños; existen herramientas adecuadas para todas las etapas del desarrollo y adecuadas a todos los ritmos de aprendizaje.

Por ejemplo, una estrategia de pensamiento efectiva con los más pequeños parte de una serie de preguntas sencillas: ¿qué veo?, ¿qué pienso?, ¿qué pregunta me surge? Estas cuestiones están encaminadas a conectar una primera impresión con conocimientos y experiencias previas para despertar la curiosidad del alumnado que querrá saber más.

 

Otra estrategia consiste en pedirles dibujar conceptos, acontecimientos, sentimientos o la respuesta a una pregunta. Expresarse de manera gráfica antes que verbal requiere un análisis y un razonamiento profundos, tanto por lo que se refiere a comprensión como a comunicación.

La complejidad de dichas estrategias se irá incrementando con la edad y el desarrollo sociocognitivo de nuestro alumnado. A estas se irán incorporando propiedades y procedimientos propios del método científico y el razonamiento filosófico. Ambas líneas de pensamiento son imprescindibles si analizamos los retos y las características de la sociedad digitalizada en la que vivimos y las preguntas que debemos saber responder: ¿en qué consiste hacer un buen uso de la tecnología?, ¿qué constituye una violación a nuestra privacidad?, ¿cómo buscar e identificar una fuente de información fiable y veraz?, ¿cómo filtrar, analizar y sintetizar la información?

Para responder a estas preguntas, el alumnado debe poseer capacidades, herramientas y estrategias de pensamiento de orden superior, como tomar decisiones, comparar, contrastar y predecir. Esto solo se consigue a través de estrategias, como el diálogo y el debate estructurados, la investigación, la comparación, la construcción de hipótesis y la realización de experimentos.

Si deseas que tu alumnado trabaje el pensamiento crítico y la competencia digital, te proponemos descubrir nuestras conversaciones con el profesor de matemática aplicada José Lázaro Ochoa y unirte al programa «BigData: la inteligencia de los datos».

 

Compartir


Categoría:

Tema:

Post Relacionado:

recursos y materiales online - educaixa

reserva tus actividades - educaixa

regístrate en educaixa

 

 

Subscríbete al blog